El Versículo de Hoy : 8 Noviembre    

Pues si vivimos, vivimos para el Señor, y si morimos, morimos para el Señor. Por tanto, ya sea que vivamos o que muramos, del Señor somos.

Romanos 14:8

Comentario: Pertenecemos al Señor. Nos compró de la esclavitud del pecado y la muerte. Hemos, voluntariamente, puesto nuestras vidas en sus manos. No importa dónde vamos o lo que hagamos, su gracia va con nosotros. Nos ha prometido nunca abandonarnos. Nos ha asegurado que no hay nada que pueda separarnos de su amor. Vivamos entonces con un sentido de anticipación, buscando a donde nos va a llevar el Señor. Miremos la dificultad e incluso la muerte con la seguridad de que no estamos solos. Aún en la sombra de la muerte, no tenemos que temer a la maldad. Pertenecemos al Señor.

Oración: Padre, gracias por mandar a tu Hijo para redimirme. Señor Jesús, gracias por venir al mundo, pagando el precio de mi pecado y mandando al Espíritu Santo para ser tu presencia en mí. Toma mi vida y utilízala para tu gloria. Que mi fe no flaquee en los peores momentos. Oro para que si vivo o muero, seas glorificado en mí. En el nombre de Jesús, oro, Amén.

 

 
 
 
 

Copyright © 2005, Heartlight.