El Versículo de Hoy : 2 Octubre    

Mi alma se glorifica en el Señor; que lo oigan los humildes y se alegren.

Salmos 34:2

Comentario: No tenemos ningún motivo para jactarnos de nuestro propio poder. No podemos conservar nuestras propias vidas. No podemos derrotar los reinos. No podemos ver las fronteras del cielo. No podemos determinar el futuro o cambiar al pasado. Entonces ¿de qué podemos jactarnos? ¡Dios! Somos la prueba viva de su gracia y misericordia -Él nos salvó cuando no lo merecíamos- nos rescató del pecado y de la muerte cuando no teníamos el poder para salvar nuestras vidas. Los que se encuentran de luto, fracasados y en tinieblas pueden mirarnos a nosotros y regocijarse porque somos la prueba viva de que Dios salva al pecador, levanta a los descorazonados y sana a los enfermos. Alaba al Señor por su gloria. Alaba al Señor por su gracia.

Oración: Padre, gracias. Gracias por todo lo que has hecho por mí. Que los demás vean el trabajo que has hecho en mí y entiendan que también puedes hacer grandes cosas en ellos. En el nombre de Jesús. Amen

 

 
 
 
 

Copyright © 2005, Heartlight.