El Versículo de Hoy : 28 Marzo    

Así mismo, en nuestra debilidad el Espíritu acude a ayudarnos. No sabemos qué pedir, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos que no pueden expresarse con palabras. Y Dios, que examina los corazones, sabe cuál es la intención del Espíritu, porque el Espíritu intercede por los creyentes conforme a la voluntad de Dios.

Romanos 8:26-27

Comentario: La mayoría de nosotros vivimos cara a cara con circunstancias difíciles en nuestras vidas. Cuando esto sucede, probablemente pensamos que nuestras oraciones rebotan del techo de la casa. Nuestras palabras parecen vacías e inútiles. No podemos verbalizar lo que sentimos en nuestros corazones. Sentimos que nuestras palabras son insuficientes e inefectivas. Entonces ¿qué hacemos? Confiemos en esta promesa. ¡Vamos a Dios en oración! Aun cuando no tenemos palabras para decir, ofrecemos nuestros corazones a Él, confiando que el Espíritu Santo toma estos pensamientos, emociones y frustraciones inarticuladas a Dios. El Espíritu deja al descubierto nuestros corazones a Dios, intercediendo por nosotros según la voluntad de Dios. Aun cuando no tenemos palabras, el Espíritu revela nuestras necesidades. ¡Qué gracia segura y tremenda!

Oración: Abba Padre, es tan confortante saber que mis palabras, pensamientos y emociones son presentados a ti a través de tu Espíritu Santo. Padre, hay momentos cuando me siento inadecuado e indigno de acercarme a ti. Gracias por darme la seguridad de que siempre estarás cerca y que siempre me escucharás aun cuando me falten las palabras. En el nombre de Jesús oro, Amén.

 

 
 
 
 

Copyright © 2005, Heartlight.