El Versículo de Hoy : 11 Marzo    

Deléitate en el Señor, y él te concederá los deseos de tu corazón.

Salmos 37:4

Comentario: Mientras mi corazón deliete en Dios, la voluntad de Dios y sus propósitos, encuentro una verdad asombrosa obrando: cuando deseo lo que Dios quiere, Dios me da los deseos de mi corazón. Un himno viejo decia, "hasta que esté totalmente perdido en Ti." ¡Cuando esto sucede, cuando nuestra voluntad está rendida a Dios y nuestro corazón deliete en honrarlo, entonces Dios espera ansiosamente que te pedamos los deseos de nuetro corazón para que el pueda bendicirnos!

Oración: Santo Señor, Dios de nuestros Padres y el Gran Dador de todo don perfecto, gracias por anhelar bendecirme y derramar las riquezas de tu gracia sobre mi. Te pido que toques mi corazón para que desee hacer tu voluntad, pidiendote cumplirla a tu gloria. En el nombre de Jesús oro, Amen.

 

 
 
 
 

Copyright © 2005, Heartlight.