El Versículo de Hoy : 20 Enero    

En el momento justo, cuando todavía estábamos indefensos, Cristo murió por el impío. Muy rara vez alguien morirá por un hombre justo, aunque por un hombre bueno alguien podría atreverse a morir.

Romanos 5:6-7

Comentario: Cristo murió por los impíos. Cristo murió por mí. Sin el sacrificio de su muerte, sin la gracia de Dios, soy incapaz de salvarme a mí mismo o de hacerme justo. Jesús hizo por mí lo que no pude hacer y pagó la deuda que no pude pagar. Lo hizo por mí, no porque soy tan bueno que merecía su muerte, sino porque no pude llegar a ser digno sin él.

Oración: Dios Amante, gracias. Salvador Sacrificado te alabo. No hay palabras que puedan expresar mis gracias por el regalo que tanto costó y significa tanto para mí. Toda honra, gloria y alabanza a mi Padre que está sentado en su trono y a mi Señor Jesús que fue a la cruz y en cuyo nombre ofrezco mis gracias. Amén

 

 
 
 
 

Copyright © 2005, Heartlight.