El Versículo de Hoy : 23 Agosto    

Y no sólo ella , sino que también nosotros mismos, que tenemos las primicias del Espíritu, aun nosotros mismos gemimos en nuestro interior, aguardando ansiosamente la adopción como hijos, la redención de nuestro cuerpo.

Romanos 8:23

Comentario: La vida a veces puede resultar difícil. Cualquiera que ha vivido por un rato lo sabe. A su vez, aún nuestras peores pesadillas son entrenamiento para nuestra gran redención. Nuestros momentos más solitarios son la sala de espera para nuestra adopción final en la misma presencia y la familia del Rey de Siglos. Con la presencia del Espíritu dentro de nosotros tenemos la seguridad del destino último de nuestras vidas, sin importar nuestra situación actual. Vivamos como gente segura de nuestro destino final, pero aún no lo han alcanzado, y no como los que han puesto su esperanza y han hecho su hogar en lo presente. Nuestros mejores días están por venir.

Oración: Dios Todopoderoso y Fiel, Abba Padre Amoroso, bendíceme hoy con coraje para poder enfrentar cualquier obstáculo en mi camino, dándome la espiritualidad para hacerlo con gracia, dignidad e integridad para que los demás pueden ver mi fe trayéndote gloria. En el nombre de Jesús oro, Amen.

 

 
 
 
 

Copyright © 2005, Heartlight.