El Versículo de Hoy : 24 Julio    

¡Miserable de mí! ¿Quién me liberará de este cuerpo de muerte? Gracias a Dios, por Jesucristo Señor nuestro.

Romanos 7:24-25

Comentario: Nuestros cuerpos son mortales e imperfectos. Están manchados con nuestras debilidades y pecados. Sin embargo, por el poder de la gracia de Dios en Jesucristo, nuestro futuro no descansa en el polvo con nuestros cuerpos, sino en el poder del Señor quien va a perfeccionar a todo.

Oración: Dios Todopoderoso, gracias por darme vida más allá de la muerte de mi carne mortal. Gracias por darme santidad más allá de la carne manchada de pecado. Gracias por salvarme de la muerte para traerme a tu gloria. Ahora, Padre Amado, que mis palabras, hechos y pensamientos reflejen tu gracia y poder en todo lo que haga hoy y cada día. En el nombre de Jesús oro, Amen.

 

 
 
 
 

Copyright © 2005, Heartlight.