El Versículo de Hoy : 1 Abril    

Cuando clamo, respóndeme, oh Dios de mi justicia. En la angustia me has aliviado; ten piedad de mí, escucha mi oración.

Salmos 4:1

Comentario: Al principio este pedido de ayuda parece ser muy exigente, sin embargo si lo vemos de cerca podemos darnos cuenta que es en realidad un grito de desesperación. ¿Alguna vez te ha sucedido algo semejante? A mí sí. También conozco a otros que pueden decir lo mismo. ¡Pero lee como termina el Salmo! ¿Cuál es el secreto de sobreponerse a una larga angustia? Creo que hay tres cosas que son importantes: 1) Honestidad en nuestras oraciones a Dios 2) Confianza en que Dios nos escucha y le importa aun cuando nuestras oraciones estén llenas de dolor y frustración y 3) Alabanza genuina a Dios aun cuando la situación se pinta desesperante. No es una fórmula mágica pero sí una inspirada por el Espíritu. ¡Mírala en Salmos 4!

Oración: Oh Dios, escucha mi pedido de alivio no solo por mí mismo, sino también por los que amo para que encuentren una salida a sus angustias, cargas y sufrimiento. Responde en maneras increíbles y milagrosas no solo para que encontremos alivio, sino también para que tu nombre sea glorificado. En el nombre de Jesús oro, Amen.

 

 
 
 
 

Copyright © 2005, Heartlight.