El Versículo de Hoy : 26 Deciembre    

Porque Dios no envió a su Hijo al mundo para juzgar al mundo, sino para que el mundo se salve por Él.

Juan 3:17

Comentario: El deseo de Dios no es la condenación. Aunque Satanás empezó este rumor hace rato, no lo crees. Dios no es como un maestro duro buscando la manera de derrotar o avergonzarnos. El no es como un juez enojado deseando humillar o castigarnos. No es como un chismoso divulgando rumores a cerca de nuestras fallas. No es un Dios que quiere bendecirnos con su salvación. Quiere que seamos sus hijos. Aun así, el si es santo, justo y maravilloso. Cuando estos dos atributos se encuentran, hay una sola solución, Jesús! Dios mando a Jesús a salvar la gente de toda nación, raza y cultura del pecado y la muerte, si aun a nosotros!

Oración: El deseo de Dios no es la condenación. Aunque Satanás empezó este rumor hace mucho tiempo, así que no lo creas. Dios no es como un maestro duro buscando la manera de derrotar o avergonzarnos. Él no es como un juez enojado deseando humillar o castigarnos. No es como un chismoso divulgando rumores acerca de nuestras fallas. No, es un Dios que quiere bendecirnos con su salvación, quiere que seamos sus hijos. Aun así, el si es santo, justo y maravilloso. Cuando estos dos atributos se encuentran, hay una sola solución, ¡Jesús! Dios mando a Jesús a salvar la gente de toda nación, raza y cultura del pecado y la muerte, ¡si aún a nosotros!

 

 
 
 
 

Copyright © 2005, Heartlight.