El Versículo de Hoy : 1 Noviembre    

Yo soy el Señor tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de la casa de servidumbre. No tendrás otros dioses delante de mí.

Éxodo 20:2-3

Comentario: El orden de la obediencia es siempre igual: Dios se revela, Dios nos bendice y Dios pide que respondamos. Es decir, Dios bendice primero y luego pide obediencia. Dios es todopoderoso y supremo. Podría exigir la obediencia a base de quién es, pero no lo hace. Decidió revelarse por medio de las Escrituras, por la naturaleza, y por su obra de salvación. Quiere que lo conozcamos y que respondamos a Él. Nuestra obediencia puede ser difícil y lo pedido puede ser difícil de entender. Pero sabemos que proviene de un Padre que ya pagó un precio enorme para redimirnos y que ya se mostró fiel.

Oración: Dios Santo y Todopoderoso, eres digno de toda gloria y honor. Sé que tus exigencias se basan en tu amor por mí y tu deseo de bendecirme. Quiero servirte con mi corazón entero. Quiero que mi obediencia se ofrezca gozosamente. En el nombre de Jesús, Amén.

 

 
 
 
 

Copyright © 2005, Heartlight.