El Versículo de Hoy : 8 Julio    

Entonces dije: ¡Ay de mí! Porque perdido estoy, pues soy hombre de labios inmundos y en medio de un pueblo de labios inmundos habito, porque han visto mis ojos al Rey, el Señor de los ejércitos.

Isaías 6:5

Comentario: En una época cuando el nombre de Dios suele tomarse en vano, este pasaje tiene impacto: Dios es mucho más grande que nosotros, mucho más santo de lo que nosotros podemos ser. Entrar en su presencia debe hacernos ver que tan pecaminosos somos, que tan indignos de estar en la presencia del Rey de Gloria. Experimentar a Dios, estar en su presencia asombrosa, o darnos cuenta de su santidad es sentirnos humildes e intimidados. El nombre de Dios, la santidad de Dios, la majestad de Dios, y nuestra necesidad de reverencia en su presencia ya no son teoría: llegan a ser la pasión de nuestra vida.

Oración: O Dios Todopoderoso, perdóname por no tomar en serio tu santidad y honor. Perdóname por usar tu nombre santo en formas que no te dan honor y gloria. Perdóname por no valorar los muchos nombres que usaste para revelar tu grandeza en las Escrituras. Perdóname porque conozco mis imperfecciones, mis fallas, mis fracasos y mi pecado. Perdóname porque sin tu gracia, tu santidad sería demasiado pura para mí. Pido tu perdón en el nombre de tu Hijo santo, Jesús, Amén.

 

 
 
 
 

Copyright © 2005, Heartlight.