El Versículo de Hoy : 7 Mayo    

Bendice, alma mía, al Señor, y no olvides ninguno de sus beneficios. Él es el que perdona todas tus iniquidades, el que sana todas tus enfermedades.

Salmos 103:2-3

Comentario: Nuestro Dios es un Dios asombroso. No solo define y vence al pecado; nos rescata de las consecuencias del este, perdonándonos y purificándonos. La sanidad no es solamente cuestión de curar el cuerpo — y le damos gracias a Dios por las veces que ha hecho eso en nuestras vidas. No, la sanidad quiere decir perdonarnos y rescatarnos de todo lo que quebranta nuestros espíritus y enferma nuestras almas y nuestros cuerpos. Solamente Dios ofrece ese beneficio en su plan de jubilación.

Oración: ¿Cómo puedo adorarte lo suficiente Abbá Padre, por tu misericordia y gracia que me ha perdonado y limpiado del pecado? Ayúdame a no olvidar nunca el gozo del perdón y del poder estar en tu familia. Gracias por tu salvación. En el nombre de Jesús, Amén.

 

 
 
 
 

Copyright © 2005, Heartlight.