El Versículo de Hoy : 12 Deciembre    

Pero cuando vino la plenitud del tiempo, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer, nacido bajo la ley, a fin de que redimiera a los que estaban bajo la ley, para que recibiéramos la adopción de hijos.

Gálatas 4:4-5

Comentario: Dios esperó hasta el momento propicio para mandar a Jesús. En el momento justo: la creación del Imperio de Roma, la dominación de los Judíos, caminos buenos, libertad, cierto nivel de seguridad, un idioma común y aún crueldad y conflictos religiosos. En tiempos así mandó a su Hijo como hijo de una mujer. Vació a su propia casa para mandar a un Redentor a la nuestra. Lo hizo para que pudiéramos llegar a ser sus hijos, hijos verdaderos con todos los derechos. Para que Él pudiera ser no solo Dios, sino también nuestro Abba.

Oración: Abba Padre, tu nombre me es precioso. Me asombro al pensar lo que te ha costado para que yo te pudiera llamar Abba. Aunque no entiendo un amor tan extravagante, de igual forma te lo agradezco. ¡Sé que no merezco el derecho de llamarte Abba, pero suena bien! Algo dentro de mí responde al sonido de Abba, Santo, Justo, Todopoderoso Abba. Aunque sé que nunca seré un hijo perfecto, hoy descanso en la confianza de ser tu hijo. Gracias en el nombre de Jesús, Amén.

 

 
 
 
 

Copyright © 2005, Heartlight.