El Versículo de Hoy : 8 Marzo    

Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de misericordias y Dios de toda consolación, el cual nos consuela en toda tribulación, para que nosotros podamos consolar a los que están en cualquier aflicción con el consuelo con que nosotros mismos recibimos de Dios.

2 Corintios 1:3-4

Comentario: Somos consolados para consolar a los demás. Dios no nos bendice con su presencia y el consuelo del Espíritu Santo porque de algún modo somos mejores que los demás. No, nos consuele para equipar, habilitar y alentar a los demás. Dios tiene manos humanas, pero solo cuando utilizo las mías para su gloria y el consuelo de los demás.

Oración: Pastor Tierno, han habido momentos cuando me encontraba tan quebrado que no tenía la fuerza para seguir. Sé que mi fuerza en este momento provenía de tu gracia y misericordia. Te pido que me utilices esta semana para ofrecer tu consuelo y amor a otros para que ellos sientan tu abrazo cálido y llegar a anhelar el día cuando te vemos cara a cara en el cielo. Por mi hermano, Jesús oro, Amén.

 

 
 
 
 

Copyright © 2005, Heartlight.